Madriu SICAV ha sumado un +4,28% en el mes de septiembre, un retorno superior al obtenido por el índice de referencia MSCI World NR EUR, que ha subido un +2,82% en el mismo periodo.

Después de unos cuantos meses con la fortaleza del euro pesando sobre nuestros resultados, es agradable disfrutar de un respiro y ver que la cartera ha obtenido un retorno muy satisfactorio en este contexto (Euro-Dólar -0,81% en el mes). Relevante a corto plazo, pues a cierre de septiembre la SICAV tenía más del 85% de sus activos en divisas distintas del euro, y sin cobertura.

La incertidumbre y tensión generada en España por el conflicto catalán han acentuado la volatilidad posteriormente al cierre de septiembre. Actualmente no existe ninguna compañía española en cartera, aunque nos reservamos el derecho de que pueda ser el caso si surgen buenas oportunidades.

Este mes hemos recogido beneficios en algunas de las compañías cotizadas en Hong Kong que mejor han funcionado: Lonking Holdings, China Overseas Grand Oceans o Sinotruk. También hemos deshecho por completo nuestras posiciones en China Lesso Group y FIH Mobile, entre otros motivos para dar la bienvenida a Argan y Helen of Troy. La primera sobretodo dedicada a la enginiería y construcción de plantas de ciclo combinado de gas natural, la segunda a la comercialización de productos de consumo, bajo marcas tan conocidas como Braun, Vicks o Revlon.

Después de una extensión quizás excesiva en nuestro anterior comentario, prometimos a algunos que en esta ocasión intentaríamos ser más breves. Aquí vamos.

Recientemente estamos asistiendo a uno más de los distintos episodios de euforia que, con cierta recurrencia, se producen en los mercados. En esta ocasión por la aparición de un “nuevo activo”: las criptomonedas.

El bitcoin ha subido ya más de un 300% este año. Todo el mundo habla de ello. ¿Dinero fácil? A nosotros desde luego no nos lo parece. Cuando vemos casos como este, normalmente vienen bajo la aparente justificación de un cambio de paradigma. Pero, ¿suponen las criptomonedas realmente un cambio de paradigma?

Pues la verdad nos parece algo cuestionable que finalmente se conviertan en un mejor sistema que el actual sistema basado en la moneda fiduciaria. Y es que sustituir un sistema sin respaldo de activo real por otro de igual condición, lo que simplemente supone es un cambio de quien posee el control de la emisión de la moneda en cuestión. Que no es poco.

Y la reflexión sobre el respaldo de activos reales llega en un momento interesante. Después de unos cuantos años donde los Bancos Centrales han creado dinero de la nada como nunca antes, y ante lo que parece una progresiva mayor aceptación de promesas vacías de contenido, queremos subrayar la importancia de los activos reales. Activos que contribuyen a la producción, que ayudan a ofrecer al consumidor aquello que demanda y que en última instancia favorecen el desarrollo y el progreso económico. Activos que generan flujos de caja que pueden ser usados para remunerar al inversor.

Por eso queríamos terminar con una nota de prudencia, pues preferimos una actitud escéptica, donde distingamos la inversión de la especulación y evitemos la euforia a toda costa. Que no nos den gato por liebre.